Buscando a Eric

19 01 2010

Título: Buscando a Eric (Looking for Eric)

Director: Ken Loach

Reparto: Eric Cantona (él mismo), Steve Evets (Eric Bishop), Stephanie Bishop (Lily), John Henshaw (cartero), Lucy-Jo Hudson (Sam), Gerard Kearns (Ryan), Stefan Gumbs (Jess)

Comedia dramática, UK, Francia, Italia, Belgica y España (2009) 119 minutos

http://www.lookingforericmovie.co.uk/

Buscando a Eric

Ken Loach es conocido por su cine políticamente comprometido (como en El Viento que Agita la Cebada), pero también tiene una faceta de cine social que retrata algunas de las miserias de su país.

En esta cinta se acerca, sin llegar a entrar, a esta segunda faceta, aderezándola con un toque de comedia que me ha traído a la mente otras películas que mezclan los problemas de la gente de los barrios pobres con momentos más o menos absurdos (recuerdo “Café Irlandés”, “La Furgoneta”, “Tocando al Viento” o la extraordinaria “Full Monty”).

El protagonista aquí es Eric, un cartero con dos ex-mujeres, una a la que no ha visto en 20 años, pese a compartir una hija y vivir en la misma ciudad, y la segunda, que le ha abandonado dejándole los dos hijos de un anterior matrimonio. La relación con los hijos adolesentes es realamente complicada, en especial cuando el mayor empieza a relacionarse con un grupo de delincuentes.

Los problemas le llevan a una crisis de ansiedad en la que destrroza su coche conduciendo en una rotonda en sentido contrario. Cuando está en lo más bajo, comienza a tener conversaciones imaginarias con su gran ídolo, el ex-jugador del Manchester United, Eric Cantoná, que le irá guiando en la resolución de sus problemas personales.

Se trata de una premisa original, la de dar cancha a Eric Cantoná (que esbozó inicialmente el guión) para conversar con un “pobre diablo” que le admira y que sólo quiere oírle contar hazañas futbolísticas, mientras el delantero intenta que solucione su vida. Para ello da consejos continuamente en francés (que luego debe traducir) y rememora algunos de sus recuerdos de la época de jugador, incluidos algunos de los episodios más bochornosos que su fuerte temperamento podía originar.

A la película le cuesta arrancar, pero poco a poco la historia del cartero Eric y su familia nos va interesando, pues en sí misma es suficientemente extravagante. Las intervenciones de Cantoná son el punto fuerte de la película, apareciendo con un gesto adusto de seriedad en situaciones ciertamente ridículas. La película mezcla adecuadamente los momentos dramáticos con los que se ven con una sonrisa (en especial los de Cantoná y también los de los compañeros carteros), sin llegar a provocar alguna carcajada hasta la escena final, que es ciertamente memorable.

Una película original y entretenida.

Me mola: La escena final, la más divertida.

Paso de: El inicio es un poco lento. Es recomendable conocer algo de quién era Cantoná para entender algunas de las conversaciones.

do: El Mirón





Cómico bueno, cómico muerto

8 01 2010

Título: Cómico bueno, cómico muerto

Lugar: Teatro Alfil

Comedia, 90 minutos, 12 euros en Atrapalo.com

http://comicobuenocomicomuerto.com/index.php

Cómico bueno, Cómico Muerto

La verdad es que hace ya unas semanas que vi esta obra, pero durante la Navidad no he sacado un rato para escribir, por lo que no sé siquiera si está en cartel.

En cualquier caso debo decir que me he reído mucho con esta obra, que utiliza una absurda historia para enlazar monólogos y canciones. La parte más divertida son los pequeños trozos de monólogos, de los más divertidos que he visto, sin recurrir a excesos fáciles.

La historia que los une tiene menor nivel, pero se deja seguir y también te hace reír. En cuanto a las canciones, son parte de la broma, y se nota que son actores, no cantantes. Afortunadamente ninguno de los elementos desmerece del conjunto, por lo que la obra se deja ver y reír sin problemas, por un precio poco mayor al de una entrada de cine.

Como ya he reconocido mi ignorancia para criticar las obras de teatro, no puedo decir mucho de los actores, que cumplen bien en su papel de monologuista(se han dedicado mucho a ello con anterioridad).

Desde luego, una buena forma de reírse durante 90 minutos

Me mola: Los trozos de monólogos seleccionados son muy divertidos.

Paso de: En algunos momentos la historia que une los monólogos está demasiado cogida por los hilos.

Fdo: El Mirón