Ella es el Partido

24 06 2008

Título: Ella es el Partido (Leatherheads)

Director: George Clooney

Reparto: George Clooney (Dodge Connolly), Renée Zellweger (Lexie Littleton), John Krasinski (Carter Rutherford), Jonathan Pryce (C.C. Frazier), Stephen Root (Suds), Wayne Duvall (Frank Ferguson), Keith Loneker (Big Gus Schiller)

Comedia romántica, USA ( 2008 ) 114 minutos

http://www.ellaeselpartido.es/

Ella es el partidoMe encantó la anterior película dirigida por Clooney (Buenas Noches y Buena Suerte) y están razonablemente bien sus últimas interpretaciones (Michael Clayton), así que tenía un cierto interés por este intento de crear una película siguiendo en cierto modo el estilo de la comedia clásica de los años 40.

La película está ambientada en los años veinte, donde el fútbol americano profesional es una ruina que a nadie interesa en contraposición a las estrellas del fútbol universitario. Algo totalmente inconcebible hoy día. En este marco, un pícaro en el ocaso de su carrera Dodge Connolly (Clooney) intenta atraer a su ruinoso equipo a la gran estrella universitaria del momento. Estrella y héroe de guerra, aunque con puntos oscuros que la incisiva (Lexie Littleton) tratará de sacar al descubierto.

El grandísimo acierto de la película es la cuidada ambientación. Aquí se usan los efectos especiales para llenar estadios de principios de siglo y recrear ciudades de los años veinte. El color tiene en ocasiones unos tonos sepia que recuerdan a las fotos de época. La vestimenta de los jugadores de fútbol americano es tan distinta de la actual que más bien parece rugby, en especial con ese casco de cuero que llevan (de ahí el título original de la película, en lugar del ridículo título español).

El guión de un triángulo amoroso tiene momentos graciosos, con diálogos bastante rápidos y brillantes. Sin embargo no acaba de ser todo lo fluido que se espera, y en especial Renée Zellweger dista mucho de los papeles a los que se remite, en especial el de Rosalind Russell en Luna Nueva, o al de Katherine Hepburn en Historias de Filafelfia. No encuentro del todo la química necesaria, y el gesto de la actriz poniendo morritos y con los párpados entornados no ayuda a ello.

George Clooney no es Cary Grant, pero su papel de pícaro perdedor es un punto fuerte de la película. Repito, no es Cary Grant, eso es imposible, pero no me ha disgustado lo más mínimo. Y John Krasinski hace en muchos momentos creíble su papel de chico sencillo pese al éxito.

Recomendable, bastante recomendable.

Me Mola: la cuidadísima ambientación, hasta mostrar escenas tan políticamente incorrectas como un niño de doce años fumando un cigarrillo.

Paso de: al papel de la periodista le falta algo, creo que más por defecto de la actriz que del guión.

Fdo: El Mirón

Anuncios




La Noche Blanca del Flamenco

23 06 2008

¿qué? La Noche Blanca del Flamenco

¿dónde? Córdoba

¿cuándo? 21 de Junio de 2008

¿cuánto? gratis total

http://www.ayuncordoba.es/portal/web/ver_DocumentoPDF.jsp?id=42284

La Noche Blanca del FlamencoEste fin de semana he estado en Córdoba, y ha dado la casualidad de a) ser el primer fin de semana caluroso del año y b) celebrarse la primera edición de la “Noche Blanca del Flamcenco” organizada por el ayuntamiento.

Ambas circunstancias exigían el sábado por la noche olvidar mi total alejamiento de este tipo de música par intentar imbuirme del duende. Sin embargo, algún recelo tenía en mi mente habida cuenta de como me resultó la última Noche en Blanco de Madrid.

Como me temía, en todas partes un exceso de gente (se cifra en cien mil personas la multitud que se echó a las calles). Los escenarios hubieran podido ser apropiados para multitudes menores, pero los dos que casi escucho (nos rendimos a los primeros acordes) resultaban insuficientes, salvo que hubieras llegado con un par de horas de antelación a coger sitio. Críticas similares escuché al día siguiente sobre el escenario donde actuó Chambao.

Creo que las únicas formas inteligentes de haber afrontado esta noche hubieran sido:

a) Elegir uno de los cinco espectáculos principales y acudir con dos horas de antelación, incluso con una silla plegable bajo el brazo.

b) Decidir que prefieres ver a nuevos artistas en los espectáculos menores de la ciudad, huyendo del tumulto de los principales. En los espectáculos menores con llegar media hora antes podía ser suficiente.

Un esfuerzo encomiable del Ayuntamiento, pero bajo mi punto de vista saldado con un fracaso, aumentado con algunos fallos en la organización. Por ejemplo, no cortar las calles centrales al tráfico, mezclando tumultos de peatones con coches.

Además, en el folleto hablaba literalmente de “en restaurantes y tabernas de guardia por toda la ciudad (durante toda la noche)”. Así que una vez que vimos que poca música íbamos a escuchar, decidimos picar algo, eran poco más de las 12 de la noche. Y lo que nos encontramos fue con que las tabernas en general no habían recibido el mensaje, pues estaban cerrando y las que quedaban tenían colas espectaculares, o se les agotaban las existencias. Tal era la cola que a las 3 de la mañana había una cola de 15 personas para pedir delante de una pizzería, con todas las mesas de la terraza ocupadas.

Me mola: Por encima de todo, se abrió la Mezquita dos horas para verla de noche. Desde luego que sólo eso justificó el haber salido. Os cuelgo una foto.

La Mezquita de Córdoba de noche

Paso de: Las noches en blanco multitudinarias, creo que me producen alergia  🙂

1 estrella

Fdo: El Mirón





Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

15 06 2008

Título: Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

Director: Steven Spielberg

Reparto: Harrison Ford (Indiana Jones), Cate Blanchett (Irina Spalko), Karen Allen (Marion Ravenwood), Ray Winstone (Mac), John Hurt (profesor Oxley), Jim Broadbent (Dean Charles Stanforth), Shia LaBeouf (Mutt Williams)

Aventuras, USA ( 2008 ) 124 minutos

http://www.indianajones.com/

Indiana Jones y El Reino de la Calavera de Cristal19 años después tenemos una nueva película del arqueólogo más famoso de la historia del cine. Películas creadas con la intención de entretener al espectador con una historia clásica de aventuras, si bien realizadas con las modernas técnicas de los ochenta (y ahora del siglo XXI)

Supongo que todos habéis visto las tres películas anteriores. No es imprescindible haberlo hecho, pero sí muy recomendable para sacar el jugo a la multitud de referencias a ellas que pueblan la película. Menciones a antiguos personajes, aventuras, o a la edad del protagonista son parte fundamental del guión, pues el humor es parte imprescindible de esta saga. Sin se tomaran las aventuras en serio sería sólo una serie de fantasmadas.

La historia sigue muchas de las estructuras de las anteriores película, una espectacular y trepidante escena inicial, una vuelta a la universidad para el “establecimiento de la misión”, un viaje a lugares exóticos de todo el mundo en pos de objetos con capacidades paranormales, el bueno recibe golpes y más golpes pero consigue seguir adelante pese a todo…

Si hay que comparar la película con alguna de las otras, creo que la que más me recuerda es la del Templo Maldito, que siempre he considerado la más floja. No es una mala película, no, de hecho es muy recomendable para pasar un buen rato en el cine con unas palomitas, pero no llega al magnífico nivel de la primera y tercera de la serie.

Cosa buenas hay muchas, como casi toda la escena inicial (incluida la más que improbable resolución de la misma) o las primeras escenas del adolescente que aparece sobre una moto en plan Marlon Brando. Los malos en este caso son rusos, caricaturizados de forma adecuada con una visión de la guerra fría de los cincuenta, como los nazis de películas anteriores. Una importante constante en estas películas es que los “malos malísimos” no parecen invencibles en ningún momento. Son muchos, son estúpidos y tienen muy mala puntería, pero en ningún momento tienen poderes que les haga invencibles como en muchas otras películas (por ejemplo la serie de “La Momia”). Ello hace falta para poder asistir al repertorio de golpes que recibe Indiana Jones sin estar pensando continuamente “¡venga ya!”.

Con el Templo Maldito, esta contiene escenas con bichos, persecuciones físicamente imposibles, caídas desde alturas sin producir un rasguño… elementos un poco pasados de rosca. Aunque es curioso que un más que improbable duelo a espada no me parezca ridículo como hace dos años me lo parecía en la segunda de Piratas del Caribe. En este caso los personajes que acompañan a Indy son mucho mejores que los de aquella película, aunque lamentablemente no tengamos a Sean Connery como “papá” nunca más.

Después de las múltiples decepciones que las sagas nos han dado en el último año y medio, Indiana Jones consigue buena parte de lo que se propone, aún con algunos excesos.

Una cosa que he echado de menos es que en todas las demás películas Indy va recibiendo golpe tras golpe y aparece en multitud de escenas sucio, agotado, magullado… hecho una “piltrafilla”. En este caso no se dan esas escenas de “no puedo más, necesito un descanso”.

Por cierto, la película navega en una confusión entre Incas y mayas que ha hecho muy poca gracia en los países implicados. En mi mente creo que la pretensión es que el Reino de la Calavera es miles de años anterior a ambos, y los mayas fueron sus herederos directos cientos de kilómetros al norte tras su ocultación…

Me Mola: Por suspuesto, el gesto de Harrison Ford como Indy.

Paso de: El cataclísmico final me resulta exagerado, los excesos suelen ser contraproducentes y a mí me causa un “anticlímax”. La escena con los monos, homenaje a cierto personaje, sobre se mire por donde se mire.

Fdo: El Mirón