Corsarios de Levante

23 01 2008

Título: Corsarios de Levante

Autor: Arturo Pérez-Reverte

Editorial: Alfaguara

Aventuras en el siglo de Oro, España (2006), 348 páginas

Corsarios de LevanteTras la decepción que me supuso el Pintor de Batallas, y encima haber recibido alguna opinión negativa sobre la sexta entrega del Capitán Alatriste, abrí este libro con una pizca de desconfianza. Hasta ahora las aventuras de Alatriste han sido un seguro de novela entretenida. Si de algo han pecado siempre, han sido de haberme durado poco. Pocas páginas, letras grande y algún dibujo, junto con una narración ágil y directa, han sido los causantes de que ninguno de los libros me haya durado más de una semana.

Pues esta novela ha cumplido fielmente con esta constante, y apenas me duró una semana las pasadas navidades (sí, ya sé que llevo retraso en la crítica, pero ahora toca estudiar). La historia que aquí se relata no aparece en la película “Alatriste“, y en algún momento leí al autor decir que serían un total de seis novelas, por lo que al principio esperaba el final de la película. Pero ya me enteré que ha decidido alargarlo a nueve, lo cual nos da tiempo para adentrarnos en la Guerra de los Treinta Años.

Pero  ya me desvío del tema. En este caso nos encontramos al Capitán Alatriste junto con Íñigo embarcados en una galera de su majestad, para “limpiar” el Mediterráneo de infieles. Bueno, desde luego que no hay visión así de idealizada. Alatriste sigue teniendo esa mirada extraña del mundo donde el honor es lo primero, y si con ello hay que morir se muere. El perdedor en toda su dignidad, perdedor pero peligroso y resistente como un escorpión. A su lado el joven Íñigo ha crecido, y su insolencia adolescente le lleva a peligrosos roces con el capitán, roces que otros no hubieran podido contarlos…

No quiero contar mucho más, los personajes ahondan en el cinismo y el pesimismo que caracteriza la serie, y sobre todo desde el quinto libro. Ahora ya no hay ojos infantiles que miren al capitán con adoración. “No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente”. Los perdedores, todos los libros de Pérez-Reverte tienen al perdedor como protagonista. Nunca personas santas, pero con esa mirada digna que a veces les lleva a cometer estupideces “porque había que hacerlo”.

Estamos ante una entrega de la serie centrada en batallas, en este caso navales. La anterior novela de la serie con tono épico estaba centrada en el sitio a Breda, así que en algunos lances puede traer esta novela a la memoria. Pero sin duda la novela de Pérez-Reverte más cercana sería “Cabo Trafalgar“. También trae a la memoria los libros de Patrick O’Brian (el último que he leído, “Capitán de Navío“), sobre todo por la cantidad de términos marinos utilizados. Sería bueno haber copiado de ellos el glosario del final.

Es interesante saber en esta entrevista a Pérez Reverte que el episodio final tiene un origen real, porque puede parecer increíble.

Me mola: Esas actitudes absurdas del honor, como que prefieran morir antes que rebajarse a remar (de nuevo dice el autor que así lo llegó a glosar Cervantes).

Paso de: Los avances de que los conocidos villanos Alquézar y Malatesta andan vivos y aparecerán en futuros episodios. Me resultan ya un poco cargantes.

3 estrellas y media

Fdo: El Mirón

Anuncios




La historiadora

2 01 2008

Título: La historiadora

Autora: Elizabeth Kostova

Editorial: Umbriel

Fantasía, Estados Unidos (2005) 704 páginas

La HistoriadoraEste libro apareció en todas las grandes superficies y librerías hace un par de años, hasta el punto que se me ocurrió regalarlo el año pasado y la persona receptora era la tercera vez que lo recibía. Al final me lo quedé para leerlo cuando hubiera un hueco, dado que había oído algunas opiniones positivas.

El libro es una variante sobre el mito de Drácula, en el que un grupo de historiadores del siglo XX siguen los documentos históricos y arqueológicos de Vlad Tepes (el Empalador) bajo la sospecha de que en realidad consiguió burlar a la muerte como Drácula.

La historia está contada en tres líneas argumentales separadas por 20 años y enlazadas mediante retrospectivas (flashbacks), don incursiones a líneas todavía más antiguas.

Pese a lo manido del tema de Drácula y los vampiros, el punto de vista de seguir una investigación histórica resulta novedosa. Así, a lo largo del libro las escenas sobrenaturales son ciertamente escasas, principalmente a cargo de un extraño personaje bibliotecario. Otro aspecto positivo es que la continua sucesión de flashbacks está bien hilada, evitando que resulte confuso.

Sin embargo, en mi caso la historia no me ha llegado a enganchar en casi ningún momento, por lo que se he alargado la lectura durante varias semanas. Las tres historias principales, la del profesor Rossi en los años 30, la de su discípulo e hija en los 50 y la de la hija de ambos en los 70, resultan de interés creciente a mayor antigüedad. Sobre todo la de los 70 resulta bastante vacía.

Durante buena parte del libro la sensación de estar ante un comportamiento omnisciente del “príncipe de las tinieblas” parece indicar que controla completamente todos los hilos, cuando luego se descubren limitaciones a este control, quedan hilos confusos, como por ejemplo el comportamiento de su siervo bibliotecario.

Además, frente al planteamiento “realista” de la investigación, esta parece avanzar mediante las más extrañas coindencias, como coincidir en un restaurante de Estambul con un experto en Drácula por pura casualidad y entablar conversación sobre el tema.

Un buen punto de partida que no ha conseguido mantener mi interés a lo largo de sus setecientas páginas.  

Me mola: La originalidad del planteamiento

Paso de: Las extrañas coincidencias. Como se buscan evidencias “científicas” a la vez que se creen a pies juntillas las creencias y supersticiones populares (las balas de plata, el ajo…) sin más.

2 estrellas

Fdo: El Mirón