GAL

27 11 2006

((Desde http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/2006/11/27/gal.html))

Título: GAL
Director: Miguel Courtois
Intérpretes: José Garcia, Natalia Verbeke, Jordi Mollà, Ana Álvarez
Thriller, España y Francia (2006) 111 minutos
http://www.gallapelicula.com/

GALTras la muy apreciable “El Lobo” el director Miguel Courtois vuelve al tema del terrorismo en España con una película sobre los Grupos Antiterroristas de Liberación, ¿habrá conseguido mantener el nivel?

Ante una película como esta es necesario dividir la crítica en dos partes, primero la rigurosidad con los hechos, y en segundo lugar la calidad cinematográfica.

En cuanto al primer apartado la película tiene un importante inconveniente desde el principio. Se han cambiado los nombres de todos los personajes importantes como Amedo (Ariza) o Domínguez (Molina). Incluso a los altos cargos se les nombra por el cargo, no por el nombre: presidente, ministro, secretario… Todo ello hace que mientras ves la película hagas un esfuerzo más o menos consciente por tratar de reconocer personajes. Además la caracterización de los mismos se aleja bastante del original salvo el aspecto de chulo de Amedo-Ariza (exceptuando el bigote que le han colocado) y el acento andaluz del presidente.

Imagino que a la mayor parte de la gente menor de 25 los hechos les suenan aún más difusos que a mí (me he dado un paseo por la wikipedia para refrescarlos), por lo que esta ocultación les priva de situar buena parte de la película. Por otro lado, los saltos adelante y atrás en la narración no están nada claros, resultan confusos. No hay indicaciones sobre el paso del tiempo, salvo un lacónico “siete años después” tras la destitución del director del periódico, que en la realidad repasando los hechos debería ser “cinco años después”. Así por una parte parecen confiar en el conocimiento del espectador del caso, y por otra no son fieles a la realidad, aumentando la confusión.

Hay que destacar que la película ha sido producida por Melchor Miralles y una productora llamada MundoFicción. Melchor Miralles es periodista de El Mundo y parece que fue el que siguió el tema de los GAL en Diario 16 y en El Mundo (este dossier os puede ayudar). Así resulta que no eran un par de periodistas chico y chica como en la película, con lo que la relación entre ellos es ficticia. De paso se ofrece una apología indisimulada (salvo por no citar el nombre) de Pedro J. Ramírez, despedido por defender la verdad, según la narración.

En cuanto a la película es sí, ya he indicado que la historia resulta confusa en los saltos temporales. Se ha querido centrar la historia en los periodistas, y sabiendo que esto no daba para mucho (salvo con talento) se ha intentado aderezar con una pseudo-historia de amor. De esta forma las actuaciones de los GAL son difusas, sólo el secuestro de Segundo Marey (con otro nombre en el film) se explica en detalle para resaltar el grado de chapuza. Se intenta mantener un interés de thriller del cual carece el guión.

En mi opinión, habría sido más eficaz narrar durante una hora el nacimiento y desarrollo del Gal y luego que entraran en juego periodistas y jueces para acorrarlarles. Pero como la financia El Mundo, pues se quiere centrar en los periodistas.

En cuanto al trabajo de los actores, sólo destaco a Jordi Mollá, un excelente actor, pero al que en la película han dejado en un papel de Amedo caricaturizado en exceso. Aún así salva el papel. De los periodistas, José García cumple sin alardes en un papel mal dibujado, al que intentan darle un tono de periodista dedicado a su carrera con fracaso en la vida, pero no lo consiguen. En cuanto a Natalia Verbeke, es una actriz que nunca me la creo (salvo en el Hijo de la Novia). Me parece que cuando baja la barbilla y pone ojitos tiernos recogiéndose el flequillo repite siempre el mismo papel. Aún así en algún momento de tensión (la discusión con Ariza) ha estado más convincente de lo habitual.

La cámara tiene molestos momentos en los cuales se quiere dar tono documental, al aproximarse a un personaje público los grupos de periodistas todo vibra como si fuera una cámara de una televisión corriendo, con un efecto mareante en la sala de cine.

La reconstrucción de la época está bastante conseguida. Las panorámicas de las ciudades sí que parecen de hace 20 años, así como las calles, coches, indumentarias.

En resumen, el director de El Lobo ha realizado una película de encargo (le han contratado por el nombre de la anterior) y se ha limitado a cumplir el trámite. Una ocasión perdida de narrar un negro episodio de nuestra democracia, una lástima.
Me mola: Las imágenes de hace 20 años, bastante reales.
Paso de: El cambio de nombres. Los saltos temporales del guión. El papel central de los periodistas. La sensación de que posiblemente no se volverá a tocar el tema en otra película.

1 estrella y media

Anuncios

Acciones

Information

One response

23 11 2016
tiếng anh b2

tiếng anh b2

GAL | observando la ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: