Vecinos Invasores

25 07 2006

((Desde http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/

2006/07/25/vecinos-Invasores.html))
Título: Vecinos Invasores (Over The Hedge)
Director: Tim Johnson, Karey Kirkpatrick
Intérpretes: Bruce Willis (Michel Brown): RJ, el mapache
Garry Shandling (Luis Merlo): Verne, la tortuga
Steve Carell (Eduard Soto “Neng”): Hammy, la ardilla
William Shatner (Juan Carlos Gustems): Ozzie, la zarigüeya papá
Avril Lavigne (Isabel Valls): Heather, la zarigüeya hija
Nick Nolte (Juan Luis Galiardo): Vincent, el oso
Eugene Levy (Pepón Nieto): Lew

Animación comedia, USA (2006) duración minutos
http://www.vecinosinvasores.uip.es/main.html

Vecinos Invasores

Vecinos Invasores

Películas de animación de Dreamworks… mmmm, rápidamente me lleva a la memoria las dos maravillas que son Shrek y Shrek 2. En segundo lugar me llega desde el fondo de la memoria una película tan normalita como Magadascar. ¿Dónde quedan estos vecinos invasores?

Al comienzo de la película RJ, un mapache aventurero, intenta saciar su hambre robando su comida (toda comida basura envasada) a un durmiente oso. Cuando este le captura le otorga semana para devolverle toda la comida (que ha quedado un poco volatilizada).

Enseguida encuentra a un grupo de bienavenidos animalillos de bosque (tortuga, mofeta, puercoespín, ardilla, zarigüeyas… ¿qué demonios es una zarigüeya? ) despertando de un letargo invernal (¿hibernan todos estos animales?). Al despetar se encuentran rodeados de un ominoso y gigantesco seto que les separa de una urbanización que ha sido levantada en un abrir y cerrar de ojos.

Vale, la sinopsis no es un prodigio de coherencia, pero ¡eh! es una peli de animación dirigida a los niños.

La película transcurre de forma agradable, con momentos divertidos, o mejor dicho amables, pues no creo haber llegado a soltar una carcajada. Quizá en el momento en que los dos antagonistas están colgados de una sombrilla y esta se quema. Como en mis idolatrados dibujos del Coyote tienen un segundo antes de desplomarse al vacío y la tortuga dice con voz muy calmada, nada exaltada, “te odio”. También me resultan divertidos los flashes de la tierra desde lejos, como si las accioens de estos personajes interfirieran en su normal discurrir.

Por lo demás el guión depara menos sorpresas de las previstas, y tiene algunas dosis de moralina sólo aptas para los peques. Vale, es una peli de niños… pero a mi me gusta Shrek.Con todo, una peli para pasar un buen rato. Con los críos aciertas casi seguro. Para los mayores, ya esperamos un poquito más. Técnicamente es correcta, siempre por detrás de Pixar, pero tampoco se echa en falta algo más potente.

Un par de apuntes de la versión española:

Primero el título, en inglés es más o menos “Sobre el seto”. El seto es el gran protagonista inanimado de la película. No hace nada, sólo está para acongojar a los asustadizos animalitos y separar la naturaleza de la ordenadísima y pulcra (me recuerda al vecindario de Eduardo Manostijeras) urbanización. Pues en el título español no hay seto ni nada, vecinos invasores, que lo primero que te recuerda es una torre de pisos con los vecinos de arriba taconeando flamenco. No sé por qué se cambian algunos títulos.

Segundo las voces; cada vez estoy más desconectado de la actualidad televisiva y así me he llevado sorpresas buscando quienes eran los encargados del doblaje. Así yo esperaba a Bruce Willis, quiero decir al tío que dobla a Bruce Willis en las pelis de acción (que ahora no sé quien es, pero ese que cierras los ojos y dices “Bruce Willis”) y me encuentro a un mapache con un suave acento mejicano-gringo. Pues bien , acabo de leer que el Michel Brown este sale en Pasión de Gavilanes. Pues espero que lo disfrutéis sus fans, pero sólo por esto le quito media estrella, y además no respiro 🙂

Luego parece que la ardilla hiperactiva es el Neng de Buenafuente. A mí Buenafuente me encanta, pero el Neng me parece un personaje de lo más soso, que ya ha dado todo su jugo. En todo caso, no he notado nada raro en este doblaje.

Y finalmente, y contradiciendo a mi colega chinchanmolamazo, he de decir que un buen actor como Luis Merlo no me cuadra en el papel de la tortuga. Posiblemente en el original sea tan aplatanado y se limite a hacer lo que exige el guión, pero tampoco me convence (salvo ese lacónico “te odio”, pero eso es porque me recuerda a mi adorado Coyote, no creo que a todo el mundo le pase).
Me mola: Cuando le dan cafeína a la ardilla, sabes que se lo van a dar, pero te sorprende como lo resuelven. La “explosión nuclear”
Paso de: La voz del mapache en español (abajo Gavilanes), la moralina, estoy seguro de que el guión tiene referencias cinematográficas pero apenas las he pillado, estoy en baja forma.





Carreras de Karts – Karting Soto

18 07 2006

((Desde http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/

2006/07/18/carreras-de-Karts–Karting-Soto.html))
¿qué? Correr en karts por primera vez
¿cuándo? Una calurosa tarde de verano
¿dónde? El circuito de karts de Soto del Real (Madrid) “Karting Soto”
Dos críticas por el precio de una…
http://www.kartingsoto.com/

Kart

Kart

Todavía con trazas de adrenalina corriendo por las venas, los ojos inyectados en sangre, restos de goma en los brazos… me siento a valorar mi primera experiencia con karts.

¡Divertidísimo! Creo que es la palabra que resume la experiencia.

Nueve valientes, nueve, adentrándose por los remotos parajes de la sierra madrileña hasta alcanzar el Karting Soto, casi a la sombra de la famosa carcel de Soto del Real, Madrid V, y cerquita del no menos famoso castillo de Manzanares el Real.

Primero una pequeña reseña de la pista, totalmente subjetiva dado que es la primera que piso. Según la página web es la de mayor tradición de España, lo que no puedo confirmar, pero lo cierto es que acaba de cumplir 30 años y no puede desmentirlo. Si alguno ha visitado una pista reciente, seguro que el asfalto es más moderno, está mejor pintado y las instalaciones relucen más. Sin embargo ésta también tiene ventajas. Según mis compañeros, los karts corren bastante (esto puede ser subjetivo) y parecen más estables y seguros. Hoy hemos tenido la pista para nosotros solos, hay que tener en cuenta que es lunes, pero aún así, supongo que las más cercanas a Madrid tienen más gente, un punto a favor. Finalmente, comparando con la otra que conocen, esta tiene muchas más curvas, lo que hace que haya más adelantamientos, agrupamientos, y que sea más divertido.

Si no miras el relumbrón, es una buena pista. Si necesitas que esté todo bonito, vete a otra. El único pero que hemos tenido es que no han querido hacer tandas de 15 minutos en vez de 10 minutos (pagando el equivalente, claro). Yo creo que es tema de los propios karts, que no es bueno que corran mucho tiempo seguido.

Los karts estaban en condiciones aceptables, aunque uno se ha calado dos veces a uno de nosotros (Javi) y otro en la última tanda tenía el volante un poco suelto (o John se lo ha arrancado en el ímpetu y desenfreno de la salida). Imagino que nada extraño en estos cochecitos que deben sufrir los suyo con novatos como nosotros.

Otro tema que no me ha quedado claro es el coste, cada ronda son 15 euros (aproximadamente lo mismo que en los demás) pero 3 rondas con cronometraje y demás son 50. No sequé heos ganado por esos 5 euros de más.

Ahora, la carrera. Primero una ronda de “entrenamientos libres” en los cuales hay que tomar el tranquillo al kart. Sólo tiene acelerador y freno. Y el cochecito se embala, ¡vive dios!. Lo bueno es que es super bajo y ancho, de forma que eso no debe poder volcar ni de guasa. La primera vuelta ves que llegas a las curvas pasado y frenas a tope, luego le cuesta mucho salir. Así que en seguida ves que lo importante es no perder fuerza en las curvas. Las 2 rectas de 100 metros sirven para embalarse, ponerse a rebufo, dar un giro de noventa grados casi a tope lamiendo los neumáticos de seguridad y ver al final quien retrasa más la frenada.

Ya en estos entrenamientos se intuye lo que es la salsa de esto… ¡ir en grupo! Adelantar, que te adelanten, piques… los mejores del grupo se han escapado en solitario… y ellos no disfrutaban lo que nosotros.

Luego otros diez minutos de “entrenamientos clasificatorios”. En estos ya hemos visto claramente lo divertido que es una melé: 4 pilotos nos hemos estado dando pasadas continuas. Yo tenía una curva en la que siempre entraba pasado y frenaba demasiado , por lo que luego salía diciendo “arre, muuuuula”.

Finalmente la carrera, diez minutos. Para hacerlo emocionante y que los figuras disfrutasen, hemos decidido poner la parrilla al revés, los últimos adelante, los mejores detrás. Al encenderse el semáforo en verde ya tenía la adrenalina a tope por lo que no puedo contar la carrera de los demás, sólo la mía. En las primera curvas uno de nosotros (Fran) nos ha pasado como un rayo desde la penúltima posición y se ha ido en solitario. Mientras alguno de los últimos provocaba un pequeño tapón mientras cerraba huecos para que no le pasaran. Pese a ello Antonio ha conseguido escaparse segundo.

Las vueltas empezaban a sucederse y en las luchas me iban adelantando (había salido tercero, el tercero peor) pero ya le iba cogiendo el tranquillo. En especial la frenada de recta de meta recortaba tiempos de forma suicida. Y la otra curva se me seguía atragantando. Pero en estas he visto una nube de polvo delante, alguien que estaba pisando el pasto en la curva y delante tres pilotos que luchaban por la tercera plaza entre adelantamientos. Como empezaba a rodar rápido (he llegado a hacer la tercera vuelta rápida de la tanda) al tener un coche bueno, les he recortado en las rectas y con mi super-frenada fin de recta y ya me he metido en la melé. Dos vueltas completas de adelantamientos, frenazos, virajes, que ahora te pasan por el lado, por el otro…

Veía que podía, que podía con ellos, así que con los ojos inyectados en sangre y manando espuma por la boca me he lanzado a haberle un interior a mi ex-becario (David), él se ha cerrado y le he embestido. En estos coches es como los coches de choque, tienen gomas, pero al dar a alguien por detrás tú te frenas y el otro no, así que me he descolgado. Todavía he podido recuperar para volver a adelantar a uno de ellos (Rubén) casi en la última curva.

Con esto describo mi forma de conducir los karts, como el primer Montoya de la F1, veloz a ratos e inconstante, y un poco peligroso.

Como nos había gustado tanto nos hemos rascado el bolsillo para otra carrerita. Aquí ya me he lanzado a tumba abierta pues en seguida me he dado cuenta de que esto se podía conducir como el ancestral videojuego del OutRun, es decir, con el acelerador siempre a tope y regulando sólo el freno. Así tomaba curvas derrapando, volante casi a tope, me parecía volar (he marcado sólo la cuarta vuelta rápida en esta manga, pero mejorando lo anterior). Además en el caos inicial los mejores han quedado atrás y nos estábamos disputando el primer puesto los que no nos habían dejado rascar bola. En un par de vueltas estaba luchando de nuevo por el tercer puesto con Rubén, cuando entre las dos rectas le he ido a hacer un interior brutal y él ha girado sin verme, entonces para no chocar y perder ventaja me he puesto paralelo y he volado por encima del piano, así que el kart ha perdido tierra y he hecho un trompo. Con ello me han pasado dos más.

He retomado la senda (de hecho ahí han sido mis vueltas rápidas) para cazarlos y en seguida lo he conseguido gracias a la lucha que mantenían. Así he estado casi dos vueltas de lucha, con Pablo cerrando huecos como descosido. Cuando he visto la señal de última vuelta ya lo tenía que dar todo, y en una de las curvas cerradas lo he vuelto a intentar (sólo estoy contando los fracasos, pero también me ha salido a veces ¿eh?) y le he vuelto a embestir, perdiendo todas mis opciones de ser quinto.

Como os digo, muy Montoya.

Sólo una cosa más, los volantes son duros (tanto que luego la dirección asistida del coche propio parece un juguete), por lo que creo que las chicas tienen un poco de desventaja (al fin y al cabo la mujer de media tiene un 40% menos de fuerza en el tren superior) pues puede costarles un poquillo más. Nosotros sólo teníamos una fémina (Feli) que ha sufrido en sus carnes las dificultades, anque al final ya estaba haciendo mejores tiempos.
Me mola (de los karts): Adrenalina a tope, te sientes como los domingos por la mañana los de las motos (más estos que no la Formula 1, donde no se adelantan), incluso te agachas para ponerte aerodinámico.
Paso (de los karts):      un poco caro, 60 euros 40 minutos. No es para hacerlo todos los meses, pero una vez al año…
Me mola (del Karting Soto): curvas, curvas, curvas… poca gente (al menos hoy) los coches están aceptables.
Paso (del Karting Soto): No poder estar 15 minutos. La salida de la última tanda no ha sido en plan parrilla y no sé por qué (creo que aquí se podían haber enrollado, ya que estábamos solos)

Calificación (de los karts):    
Calificación (del Karting Soto):





Un franco, catorce pesetas

12 07 2006

(( Desde http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/

2006/07/12/un-franco-catorce-pesetas.html))

Título: Un franco y catorce pesetas
Director: Carlos Iglesias
Intérpretes: Carlos Iglesias, Javier Gutiérrez, Nieve De Medina, Isabel Blanco, Iván Martín, Tim Frederik, Eloísa Vargas, Aldo Sebastianelli, Ángela Del Salto
Melodrama, España (2006) 107 minutos
http://www.unfranco14pesetas.com/

Un Franco, Catorce Pesetas

Un Franco, Catorce Pesetas

Alguna vez habréis oído aquello de que África empieza en los Pirineos, ¿verdad? Ya casi no se escucha, y no sé si alguna vez os ha llegado a molestar. Esa frase me vino a la mente mientras veía esta deliciosa película.

Estamos en el año 1960, en pleno franquismo, imbuidos en un régimen que ha intentado hacer perdurar las más rancias tradiciones de la España caciquil y católica, de señoritos, curas y siervos.

Martín trabaja en Pegaso como fresador, un buen trabajo, pero vive con su mujer y su hijo en el semisótano de sus padres. Sin embargo, le despiden a la vez que su mujer da la entrada para un piso de nueva construcción. Para ello la mujer ha falsificado la firma del marido, pues ya se sabe el grado de libertad de la mujer en la dictadura. Martín desesperado decide irse con su amigo Marcos a buscar trabajo a un pueblecito de Suiza.

Os recomiendo leer rápidamente un poquillo de la web de la película, veréis como es una película autobiográfica del director y actor Carlos Iglesias (recordarle como Benito de “Manos a la obra” puede suponer prejuicios innecesarios).

La película discurre sin sobresaltos entre momentos de comedia y de drama (bueno, por eso le he puesto que es un melodrama, si me equivoco en la definición, lo decís). Dibuja con cierta rapidez algunas situaciones de la España franquista, como la sumisión de la mujer, la policía del régimen, la pobreza del momento (si bien se había superado el hambre de postguerra, no se había llegado al gran crecimiento de los sesenta), etc. Creo que es bastante verosímil, he leído en una crítica que al respecto lo único raro son los besos de despedida en la estación (besos en la mejilla), que no hubiera sido así, pero no sé sería.

Pero lo más llamativo de la película es cuando dibuja el contraste entre la muy civilizada Suiza y los “bárbaros” del sur. No menosprecio la trama de los personajes, sus problemas personales, pues es fundamental en la película, y es interesante. Pero esta trama está salpicada por los contrates entre los dos mundos.

Hay buenos momentos , como cuando una amable viejecita les enseña que en el tren existen papeleras, o el descubrimiento casi simultáneo del papel higiénico y del agua caliente. Momentos puramente cómicos como cuando caen en una zona nudista, y momentos dramáticos como la visión de España del crío al volver a su país.

Ya he destripado bastante la película, por lo que no quiero seguir haciéndolo. Totalmente recomendable para ir a verla si ya te saturan las películas de acción y efectos especiales con que nos inundan la cartelera llegadas estas fechas. Creo que a un chaval de 12 ó 13 años con un mínimo de sensibilidad le puede resultar impactante la visión de cómo eran su país y su gente hace 45 años. Ahora para los jóvenes Europa somos nosotros, entonces no lo éramos.
Me mola: Los contrates, demuestran por qué en Europa nos veían como tercermundistas. El fútbol en la tele, ¡qué gran avance de la civilización!
Paso de: La idílica Suiza es tan idílica que corre el peligro de parecer irreal. Menuda lianta la mujer del protagonista, creo que nos cae mal a todos… y se supone que era su madre (pues es medio autobiográfico)





CSI – Peligro Sepulcral (Grave Danger) por Quentin Tarantino

11 07 2006

(( Desde http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/

2006/07/11/csi–Peligro-Sepulcral-Grave-Danger-po.html ))

Serie : CSI
Capítulo: Peligro Sepulcral (Grave Danger) Último episodio de la quinta temporada (523)
Director: Quentin Tarantino
Intérpretes (personajes):
Eric Szmanda (Greg Sanders)
Gary Dourdan (Warrick Brown)
George Eads (Nick Stokes)
Jorja Fox (Sara Sidle)
Marg Helgenberger (Catherine Willows)
Paul Guilfoyle (Jim Brass)
William Petersen (Gil Grissom)
Serie policiaca, USA(2005) 90 minutos
http://www.cbs.com/primetime/csi/episodes/523/

CSI Peligro Sepulcral

CSI Peligro Sepulcral

No soy especialmente fan de CSI, tengo por ahí la primera temporada, pero en el fondo los capítulos suelen parecerme iguales, así que creo que no he visto un episodio en los últimos dos años.

Sin embargo esta mañana he leído en el blog de televisión de el mundo que hoy echaban un doble episodio dirigido por Quentin Tarantino, y que era muy bueno, así que me he dispuesto a disfrutar de él.

Realmente han sido dos de las mejores horas de televisión que me ha dado una serie desde hace tiempo (posiblemente desde que acabó mi idolatrada Friends).

El argumento por lo visto está escrito por el propio Tarantino, y se nota. En la primera escena Nick llega al escenario de un posible crimen. Llega cantando, se baja del coche y escupe, se toma a chifla cuando ve tripas en el suelo mientras otro policía se va a vomitar. Ya digo que no sigo la serie, pero creo recordar que estas cosas no salían, era todo más aséptico.

Pero el humor negro enseguida desaparece para dejar paso a una intriga estupenda. En el propio lugar del crimen de las tripas Nick cae en una trampa y es secuestrado. El secuestrador lo mete en un ataud de plexiglas (trasparente) y lo entierra. Le deja una pistola y un cassete para anunciarle que va a morir.

Envía un paquete a los CSI pidiendo un millón de dolares y dando la dirección de una webcam a través de la cual se ve a Nick en la caja luchando por no volverse loco.

No voy a contar nada más porque la intriga se complica, así como la desesperación de los CSI por la absoluta falta de pistas por donde investigar.

Es desde luego un episodio completamente cinematográfico. Podría haber sido CSI, La Película. Mantiene la intriga de ver como le salvan (sabes que le van a salvar… bueno, se me ha llegado a ocurrir que a lo mejor el actor no quería seguir y le iban a matar de lo crudo que estaba), pero en el fondo me parece distinto a otros CSI. Hasta Grisom parece más humano.

En este episodio apenas hay esas escenas donde se sigue como la bala entra en el cuerpo con ruidos típicas de la serie. En cambio hay una escena onírica llena de casquería que la presentan en blanco y negro para no verlo todo rojo, esta escena es una movida de Tarantino que desentona con el resto. Pero quitando eso es casi perfecto.

Sólo una escena en la que parece que le van a desenterrar y no es así, Tarantino hace trampas descaradas haciendonos creer que le han encontrado.

Finalmente una duda que tengo es el tema del seguimiento de la webcam para ver su origen. Hay formas de esconder una dirección IP, pero que al localizarlo lo vayan acotando hasta un area de 30 km, no sé, pero me parece raro. Quizá es real, lo desconozco, sólo que no me convence.

Por lo demás, televisión de muuuuchos quilates. Ya sabéis, os he dado todos los datos para que empecéis a buscarlo en el emule los que no lo hayáis visto.
Me mola: La conexión de la cámara y el ventilador. Las hormigas. El apodo de “Poncho” que tiene Nick para los papas ¿será también en inglés?
Paso de: La escena onírica de la autopsia. El falso desenterramiento.





X-Men 3, la Decisión Final

9 07 2006

( Desde  http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/

2006/07/09/x-Men-3-La-Decision-Final.html )

Título: X-Men 3, La Decisión Final (X-Men 3, The Last Stand)
Director: Brett Ratner
Intérpretes: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Shawn Ashmore, Daniel Cudmore, Alan Cumming, Famke Janssen, James Marsden, Sir Ian McKellen, Anna Paquin, Rebecca Romijn-Stamos, Kelsey Grammer, Vinnie Jones.

Acción Fantástica, USA (2006) 104 minutos

http://www.x-menthelaststand.com/
X-Men 3, La Decisión FinalEsta era una película en la que, por lo que había leído y oído, no tenía un especial interés de ver tras el estreno. Y no porque no me guste este tipo de cine, de hecho las 2 primeras entregas me parecieron de lo mejor que se ha hecho a partir de un comic de super héroes, sólo superadas por las de Spiderman y la muy excelsa “Batman Begins” (peliculón).

Pero el otro día tras unos problemas de bricolaje caseros me apetecía ir al cine a ver algo “espectacular” americano, de poco pensar, así que me decidí por esta nueva ¿y última? entrega de las aventuras de los mutantes. He de decir que no soy fan de los comics, conocía los personajes por las series de dibujos animados, no por los comics, por lo que el hecho de que sea más o menos fiel a ellos no me causa la menor preocupación. Pese a ello, sí que me gustó ver como al principio, en una sala de realidad virtual aparecía un “centinela” (para los desconocedores totales de este universo, son unos robots gigantes que en un momento de los comics se usan contra los mutantes).

Hablando de la sala de realidad virtual, una cosa que me molesta (aunque viene de los comics) de estas películas, como de las primeras de Batman, es el establecimiento de una reglas en el “mundo imaginario” de la película, para luego transgredirlas. En este caso la regla podría ser: “es como el mundo actual, pero desde hace 50 años se han ido creando mutantes con poderes inimaginables”. Los poderes mutantes son la base del argumento, me los creo. Pero al planteralo en “nuestro presente” con nuestro nivel tecnológico, los inventos mutantes son del futuro: la sala de realidad virtual “real”, el avión que se vuelve invisible… La tecnología del profesor Xavier está décadas por delante de nosotros. Esto me molesta, el evitarlo es uno de los grandes aciertos de “Batman Begins”, donde la tecnología de Batman vuelve a parecer humana.

Volviendo a la Patrulla X (ni siquiera en el doblaje en castellano usan este nombre, sino que dicen X-men en inglés “somos los eksmen”), el guión consiste en una sucesión de escenas espectaculares que muestran el enfrentamiento entre los seguidores de Magneto contra el gobierno de los Estados Unidos, donde la Patrulla X debe decidir su lado (ya sabéis cual será). En el hilo argumental está el descubrimiento de una “cura” para las mutaciones. Una inyección que recombina el ADN de las células mutantes y le convierte en personas normales. Cuando se anuncia por televisión la cura para la “enfermedad”, es curioso el diálogo en el que se arguye que “ellos son así, no es una enfermedad”. Me recuerda a cuando se decía que los homosexules eran enfermos (creo que hace poco algún cargo eclesiático lo ha vuelto a decir).

En todas las películas de la Patrulla X, el tratamiento de los personajes ha sido pobre, sin apenas profundizar en la mayor parte de ellos, sólo Lobezno, Pícara, Jean Grey y Xavier mostraban algo más que la cara. Esto podía ser entendible por el número de personajes que aparecen, pero ahora incluso se reduce. Aparecen nuevos mutantes, algunos sin apenas participación como el ángel con alas (realmente qué pinta en todo ello), mueren algunos de los buenos (sí, ahora de verdad, no como Jean Grey en la segunda), pero en general todos se diluyen más.

La historia se vuelve a centrar en Lobezno, cuyo magnetismo ocupaba las películas anteriores, pero que ahora aparece algo más difuso. Su caracter rebelde e irreverente queda sumergido en un entorno donde sus poderes son cada vez más limitados. El otro personaje principal de la Patrulla es Jean Grey, que resurge con una doble personalidad, el Fénix. Esta es la interpretación más floja de la película, ni el guión ayuda a mostrar la lucha interna entre las dos personalidades, ni Famke Janssen la transmite. Todo se reduce a ponerle, usando maquillaje y efectos, caras de vámpiro al dominar el Fénix. También hay nuevos enemigos, pero ninguno con el carismo de Magneto y Mística (que en la segunda lo bordaba), así que no pierdo el tiempo con ellos.

Los efectos especiales son apabullantes por momentos (si bien la “desintegración” de personas no me acaba de convencer) logrando un espectáculo de acción que apenas te deja tiempo a pensar. Esta posibilidad de crear cualquier cosa que nos dan los ordenadores hace que a los guionistas y dircetores se les vaya la mano con frecuencia.

Por ejemplo, Magneto quiere llevar a su ejército de 200 mutantes a la isla de Alcatraz. Sabemos que domina el metal, pero no sabemos hasta qué punto. Puedes pensar en que quizá los monte en un barco grande (que sabemos que son de metal) y los lleve hasta la isla. Diríamos, “¡qué poder!”. Pues no, como no debía haber barcos a mano, ni le apetece construir algo metálico para llevarlos, ¡arranca de cuajo el Golden Gate con los mutantes montados y lo lleva volando por la bahía de San Francisco! Eso es matar moscas a cañonazos. Pero es que además el objetivo de ir a la isla es matar y destruir, entonces, así que, si puedes mover el puente, ¿por qué no dejarlo caer sobre la isla para que los aplaste a todos? Luego en la lucha ¿por qué no te haces un escudo de metal infranqueble? ¿para qué necesitas el ejército? Con los poderes de Magneto cualquiera hubieramos vencido al ejército que le ponen delante sin ayuda.

Es un ejemplo de como, cegados por las posibilidades de la técnica, en los guiones se crean enemigos demasiado poderosos para ser vencidos, pero que usan sus poderes de formas ridículas. Aún más, en la peli el Fénix es incluso más poderoso que Magneto, puede llevar a la destrucción de la Tierra. Obviamente tampoco esto queda bien tratado.

Pese a ello la peli es agradable y entretenida de ver, por lo que no voy a suspenderla

Me mola:      Lobezno mooooooola. La escena del puente es espectacular. Magneto, Ian McKellen hace creíble a un personaje perverso.
Paso de:      La escena del puente no tiene sentido. Jean Grey – Fénix, no me la creo ni me transmite. Halle Berry (pedazo de mujer) ha pasado por la serie sin pena ni gloria, ¡qué desperdicio!
2 estrellas





Tiempo de Valientes

2 07 2006

( Desde http://folmoopina.zoomblog.com/archivo/

2006/07/02/tiempo-de-Valientes.html )

Título: Tiempo de Valientes
Director: Damián Szifrón
Intérpretes: Diego Peretti, Luis Luque, Oscar Ferreiro, Gabriela Izcovich, Martín Adjemián, Tony Lestingi.

Comedia, Argentina (2005) 110 minutos

http://www.tiempodevalientes.com/

Tiempo de ValientesComenzamos este blog con una película argentina, en la semana que ha muerto Bielinsky, director que quizá nos redescubrió el cine argentino con “Nueve Reinas”. Cuando le dices a alguien que has visto una peli argentina, muchas veces lo primero que te dicen es que “bufff, no hay quien entienda lo que dicen”.Esa sensación, que tan fuerte resulta en la mencionada “Nueve Reinas”, no se percibe en “Tiempo de Valientes”, salvo algunas palabras en “argentino”.

La película comienza con una escena en la que aparecen los malos, malos, malos, malísimos, asesinando a unos pobres desgraciados que han hecho un trabajito sucio para ellos. A este respecto, desde el principio se tiene una serie de criminales que son malvados sin medias tintas ni ambigüedades morales.

Esto, que lo consideramos un defecto en muchas películas, no tiene la menor importancia en esta, que no es la típica peli de acción de policías a lo “Arma Letal”, sino una inteligente comedia.

Para empezar, la pareja de policías no es tal, sino que tenemos un policía con problemas personales de infidelidad, al que se le asigna de ayuda un psiquiatra argentino judío condenado a trabajos sociales. Así, ya desde la primera sesión de psicoanálisis (o terapia) que se lleva a cabo en el propio coche patrulla los chispeantes e imaginativos diálogos invitan a la carcajada.

Para empezar, la pareja de policías no es tal, sino que tenemos un policía con problemas personales de infidelidad, al que se le asigna de ayuda un psiquiatra argentino judío condenado a trabajos sociales. Así, ya desde la primera sesión de psicoanálisis (o terapia) que se lleva a cabo en el propio coche patrulla los chispeantes e imaginativos diálogos invitan a la carcajada.

Para empezar, la pareja de policías no es tal, sino que tenemos un policía con problemas personales de infidelidad, al que se le asigna de ayuda un psiquiatra argentino judío condenado a trabajos sociales. Así, ya desde la primera sesión de psicoanálisis (o terapia) que se lleva a cabo en el propio coche patrulla los chispeantes e imaginativos diálogos invitan a la carcajada.

Una película que resulta fresca y divertida, con situaciones que provocan la carcajada sin caer en el absurdo en ningún momento. ¡Qué difícil es conseguir esto en la actualidad! En esta película no se transgrede esa difusa frontera entre lo delirante y el guardar un cierto decoro de verosimilitud. Espero haberme expresado con esta frase tan rara.La escena más absurda se da en una repisa, y desde luego, nadie cae y queda colgando de un tendedero.

Si al pensar en policías y psiquiatras recuerdas “Una Terapia Peligrosa“(“Analyze This”), y te pareció divertida, pues en mi opinión esta es mejor.

Me mola: La cena en casa del psiquiatra, toda la escena del rescate del policía desde el asalto a la casa del pobre loquero.
Paso de: nada que criticar

4 estrellas